El parto es el primer acto traumático en la vida del ser humano. En él pueden ocurrir diversas disfunciones que, tratadas a tiempo, ayudan a prevenir futuras patologías y adaptaciones que afectan al correcto desarrollo hacia la vida adulta.

Es por esto por lo que la osteopatía pediátrica en el recién nacido adquiere una vital importancia en la prevención y tratamiento de afecciones tales como:

  • Cólico del lactante
  • Plagiocefalias
  • Reflujo gastroesofágico
  • Tortícolis congénita
  • Obstrucción del conducto lacrimal
  • Otitis
  • Bronquiolitis
  • Hiperactividad y trastornos del sueño
  • Pie zambo
  • Escoliosis